¡Con los 5 Maestros Venceremos!

¡Con los 5 Maestros Venceremos!
¡Con los 5 Maestros Venceremos! Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos toda nuestra fuerza." Antonio Gramsci. Político, Pensador y Escritor Italiano (1891-1937). http://www.gramsci.org.ar/

viernes, 7 de agosto de 2009

"Padre Nuestro, Don Justo." Por: Octavio Méndez Pereira. 7-8-2009.

Dr. Justo Arosemena (Nació en la Ciudad de Panamá, el 9 de Agosto de 1817 y Murió en la Ciudad de Colón, el 23 de Febrero de 1896).

En Tributo y Honor a la Vida, Obra y Memoria del Teórico de la Nacionalidad Panameña y por la Celebración de su Natalicio el 9 de Agosto, publicamos este Padre Nuestro Laico.

"Padre Nuestro, Don Justo." Por: Octavio Méndez Pereira.* 7-8-2009.

Padre Nuestro, Don Justo, que estás en el cielo del ejemplo sin mancha: ¡Bienmentado sea tu nombre!... No para el disimulo de la intención culpable, ni para la rutina del recuerdo sin emulación, sino como santo y seña recóndito de un Panamá Mejor.

Venga a nos, al fin, la República, "una sagaz y cordial" por que tú padeciste. Hágase tu voluntad de justicia y decoro, de amor y de deber, con que echaste a nacer en América otra Patria sin amo.

El pan de los panameños, la tierra usurpada, la seguridad que perdimos, enséñanos a rescatarla, por que tú dijiste que no podía ser libre ni justo un pueblo que no fuese dueño de su propio bien. Danos el sentido de la tierra y del horizonte, tú que fuiste maestro de ala y raíz.

Perdónamos, ¡Oh, Padre Don Justo!, nuestras deudas viejas de abnegación y de celo público, la sumisa laxitud con que tanto tiempo contemplamos tu ideal deshecho; el no haber sabido ser siempre, a tu imagen y semejanza, tenaces en la fé y en el anhelo, seguros de que el triunfo se da siempre al esfuerzo entero. Perdónamos nuestras iras, asi como nosotros perdonamos a los que encienden las suyas contra nosotros; pero vela porque todas las pasiones fecunden en un Panamá más noble.

No nos dejes caer, Padre Don Justo, en la tentación de la comodidad mercenaria o de la paciencia indigna. Líbranos del mal de vivir sin espíritu y sin ansia de Nación, sin empeño de mayor justicia para todos, atentos sólo al individual provecho.

Hasnos unos, cordiales y sagaces, porque la Patria que tú concebiste así sea.

*Tomado de la Revista Loteria No. 7, Mayo de 1964.

No hay comentarios:

Publicar un comentario