¡Con los 5 Maestros Venceremos!

¡Con los 5 Maestros Venceremos!
¡Con los 5 Maestros Venceremos! Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos toda nuestra fuerza." Antonio Gramsci. Político, Pensador y Escritor Italiano (1891-1937). http://www.gramsci.org.ar/

viernes, 20 de enero de 2012

Pensamientos de y sobre el Dr. Octavio Méndez Pereira. Ideario Educativo y Cultural. 20-1-2012.

Prof. Gerardo Molina Historiador, Político, Pensador y Escritor Colombiano quien era Rector de la Universidad Nacional de 1944 a 1948 recibe el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Panamá en 1946 de manos de su Rector Dr. Octavio Méndez Pereira. En el fondo de la foto se encuentra el Dr. José Daniel Crespo Ministro de Educación.

Pensamientos de y sobre el Dr. Octavio Méndez Pereira. Ideario Educativo y Cultural. 20-1-2012. En Aproximación Filosófica al Discurso de Inauguración de la Universidad de Panamá del Dr. Octavio Méndez Pereira. Samuel Prado Franco. Ensayo Inédito. 2007.

Pensamientos del Dr. Octavio Méndez Pereira.

“La Universidad Cultural es el embrión de una universidad liberal y libre, en que el aspecto de la cultura ha de predominar sobre el puramente profesional, de una universidad que ha de ser realmente universal en sus actividades y no tendrá el monopolio y el privilegio anti-democrático e injusto de los títulos profesionales, pues hará de la educación un ejercicio social más elevado que la mera función de preparar para una carrera profesional”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1924-1925) La Universidad Americana y La Universidad Bolivariana de Panamá.

“Una Universidad así será la llamada a realizar el milagro de la redención nacional, porque ella inspirará como se debe al elemento sobre el cual gravita la responsabilidad directa del futuro y al cual le tocará resolver con clara visión de nuestro pasado, nuestras necesidades y nuestro porvenir, los problemas económicos-sociales, políticos, religiosos e intelectuales de nuestros pueblos, resolverlos con carácter sano y criterio elevado y de la manera más conveniente para el desarrollo rápido, amplio, sólido e integral de la nación”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1924-1925) La Universidad Americana y La Universidad Bolivariana de Panamá.

“En esta encrucijada del destino nacional y humano a que ha llegado nuestra época, la juventud tiene que darse cuenta de que tiene que asumir el papel que le corresponde de conciencia de la hora. En el torbellino de la confusión, en la ruptura del equilibrio que se llamó antes paz y civilización, son los jóvenes los que viven y sufren más el problema angustioso, y los que han de traer las nociones claras y los propósitos definidos de la reconstrucción. No como refugiados en el descontento de lo inmediato, sino como mentalidades prácticas capaces de concentrarse en el examen serio de las realidades y de avizorar con esperanza el porvenir”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1935) Motivos Efímeros.

“Lo he creído con fe inquebrantable, en las naciones débiles y pequeñas como la nuestra, sobre las cuales se ciernen los nubarrones del imperialismo, cultura general, ciencia e investigación significan, más que ninguna otra, autonomía, personalidad y libertad efectivas. Por eso consideré siempre una obra del más elevado patriotismo la creación y formación de nuestra Universidad. Ella constituirá, por derecho propio –ya lo había dicho antes- por su suficiencia y por solidaridad internacional en la cultura, el más avanzado vigía de nuestro pueblo y el más fuerte, consciente y eficaz de nuestro destino”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1935) Discurso de Inauguración de la Universidad de Panamá.

“Yo he señalado ya en otras ocasiones como el ideal a que debe tener una institución nueva como la nuestra, la universidad cultural educadora y libre, sin claustros cerrados, ni divisiones artificiales, ni menosprecio por las actividades prácticas, donde todas las disciplinas naturales, sociales y económicas sean experimentales, críticas, incesantemente perfectibles, donde todas las ideas, todos los sistemas y todas las filosofías puedan ser discutidas y sometidas a investigación y examen, donde no se pretenda formar un centro burocrático, fabrica de títulos y vivero de profesiones, tan limitadas como un oficio manual; donde se cultive al contrario, la facultad constructiva, donde se eduque y se emancipe y donde se desenvuelvan las energías latentes del carácter; donde se estimulen la mente creadora y la acción; donde se enseñe a obrar y pensar por sí mismo para la labor común y el bienestar social, saturado el espíritu de sacrificio y abnegación donde, en fin se tenga bien en cuenta que el centro de donde se debe partir y a donde se debe llegar en toda enseñanza es el estudiante, el más interesado en todos los factores del problema educativo”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1935) Discurso de Inauguración de la Universidad de Panama.

“Sobre la ancha base de la independencia social la persona culta tiene el deber de incluir en su acervo todas las riquezas espirituales a su alcance para ponerlas al servicio de la colectividad”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1935) Discurso de Inauguración de la Universidad de Panamá.

“¿Y dónde encontraría el hombre del campo, el hombre de la ciudad esa cultura que haría el milagro de redimirlo? Nace nuestra universidad abierta a todas las ideas con fines esencialmente culturales, sin tradiciones que atan y sin vicios que es difícil desarraigar, llena de idealismo vital como poder espiritual y como poder práctico, con el pie puesto en las realidades, en la línea de encuentro de dos civilizaciones en donde ha de fundirse una nacionalidad de compleja estructura, acaso una democracia nueva, producto de las más intensas germinaciones de tolerancias y comprensiones.” Dr. Octavio Méndez Pereira (1936) Revista Universidad #1.

“Yo he querido, desde que la concebí, y lo he dicho repetidas veces que la Universidad de Panamá, llegue a ser esto, la casa de la cultura del pueblo, la antena de sus afanes, dolores, alegrías y esperanzas, la fragua encendida de nuestro destino, el centro de estudio de los problemas panameños, la atalaya y fortaleza de nuestras libertades, la fuente de rebeldías sanas y de serenidad espiritual de los jóvenes por su recia contextura moral e intelectual, pueden emprender la obra de nuestra regeneración”. Dr. Octavio Méndez Pereira (1953) Discurso: Misión de la Universidad y la Cultura.

“La Universidad debe ser no sólo una ciudad de edificios construidos de acuerdo con un moderno plan arquitectónico, sino más que todo, un núcleo revolucionario de cultura, con sentido nacional y sentido universal, con poder de atracción constante para el pueblo, fuente constante, también, de integración social y de germinaciones fructíferas en el porvenir”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“La función de educar es obra de renunciamiento y altruismo, de bondad y de abnegación sin límites”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Los pueblos libres hacen del adelanto de las escuelas su principal preocupación y saben respetar y apreciar la labor redentora del educador”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“El ideal de la educación consiste en preparar a los hombres para trabajar unidos y con eficiencia por el bien individual y el bien colectivo”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Quien camina hacia la luz, camina hacia el amor y hacia la esperanza, hacia el bien y hacia la verdad”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Con amor y esperanza, será fácil en nuestra ciudad universitaria nacer cada día, ensanchar el horizonte de nuestras aspiraciones y llevar las mentes por la fe en la cultura”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Nunca como ahora, se ha planteado a la escuela la tarea delicadísima e ineludible de preparar para la vida de la democracia”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Sólo la educación y el conocimiento mutuo que crean la simpatía y el amor pueden hacer el milagro de establecer la paz entre los hombres”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Jóvenes estudiantes que me oís, sólo la seguridad y la fe en que es la cultura, una cultura así comprendida, lo único capaz de salvar la dignidad del hombre y salvar los principios democráticos, puede crear en las masas estudiantiles la emoción y el orgullo de formar parte de una universidad, puede darle firmeza a una juventud en marcha y a una nación joven que finca en ella su porvenir”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

“La fiesta del estudiante, como los congresos estudiantiles, ha traído un nuevo factor en la educación, la clave efectiva de la fraternidad y el optimismo, que no puede hallarse en la rigidez de las aulas ni en los fríos enunciados de la ciencia, sino en el calor de la vida, en el ardor de la sangre nueva, en la curiosidad exploradora y sutil que enciende la libertad de los espíritus”. Dr. Octavio Méndez Pereira.

Pensamientos sobre el Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Hemos de acercarnos vivencialmente al Maestro (Octavio Méndez Pereira) ya que su intención sólo se nos dará al comprender; luchar; vivir; angustiarnos, por lo mismo que él vivió, luchó y se angustió, y moralmente en seguir su ejemplo”. Dr. Diego Domínguez Caballero Revista Universidad #35.

“Y en este punto nos encontramos con el hombre cuyo nacimiento celebramos y cuya obra es un ejemplo de la actitud que todos debiéramos asumir en el esfuerzo común por enraizar la conciencia de la nacionalidad en las fuentes soterráneas del espíritu y del pensamiento: El Dr. Méndez, iniciado para las faenas del pensamiento casi contemporáneamente al nacimiento de la República y troncada fatalmente cuando aún su verbo tenía muchas cosas que decir, fue el postulado permanente de un deber nacionalista que encontró en la pedagogía el camino promisorio de una renovación en el andar vital del panameño”. Dr. Isaías García Aponte (1971) Charla: El Nacionalismo Pedagógico del Dr. Octavio Méndez Pereira.

“El primero en nuestro país que habla de panameñidad, entendida ésta como la esencia y sustancia de lo panameño, es el Dr. Méndez. Y es que lo nuestro en tanto que somos y podemos ser, fue ocupación permanente en su vida y en su pensamiento. En todos escritos y discursos podemos captar la emoción palpitante por los problemas de la nacionalidad, fundamentalmente por aquellos que rozan con las cuestiones de la cultura”. Dr. Isaías García Aponte (1971) Charla: El Nacionalismo Pedagógico del Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Los ideales del Dr. Méndez no fueron letra muerta ni voz cansada en el desierto. La obra permanece de nuestros institutos y de la Universidad está allí como testimonio de que la juventud sigue el camino que él señalara. Si no todo se ha cumplido, en nuestros pechos siguen resonando, como una promesa de superación, aquellos versos suyos que fueron y siguen siendo un programa:
Hay que llegar
por los caminos en sombras de dolor,
por los caminos de la rebeldía,
por caminos de flores y estrellas.
Hay que llegar ebrios de amor y vida
al destino final,
donde ser libres y erguir nuestras frentes
y alzar como bandera el corazón". Dr. Isaías García Aponte (1971) Charla: El Nacionalismo Pedagógico del Dr. Octavio Méndez Pereira.

“Cuando la patria vagaba por las calles sin maestro Méndez Pereira la tomó de la mano y la inició en la búsqueda de su propio futuro. Su palabra fue como el agua lustral que abría horizontes de esperanzas. Las nuevas generaciones istmeñas encontraron en él al humanista preclaro que educaba con la acción moral de la prédica pura y con el estímulo del ejemplo edificante. El numen optimista de su filosofía panameñísima nutrió la infancia de la nacionalidad”. Dr. Jorge Illueca. (1976) Artículo: Méndez Pereira. Símbolo de Superación Nacionalista.

El destacado Profesor de Filosofia de la Universidad de Panamá, el Dr. Julio César Moreno Davis escribió en 1974 este documento tomando como modelo o ejemplo el Padre Nuestro que el mismo Dr. Octavio Méndez Pereira le escribió al Dr. Justo Arosemena y que tituló:

Padre Nuestro Laico al Dr. Octavio Méndez Pereira.

"Padre Nuestro, Méndez Pereira, que pervives bajo el Cielo de la Patria: recordado sea tu nombre! No para enjugar lágrimas tardías ni para darte excusas vanas, sino para solicitarte que nos otorgues vigor y tu talento con el fin de conseguir una Patria mejor.

Venga a nos tu amor permanente por la República, por sus hombres, por sus niños, por sus mujeres, por sus viejos; pues por todos ellos sufriste y te sacrificaste.

Hágase aquella tu voluntad de reforma y de superación nacionales para el bien del País y la Universidad que iniciaste para el beneficio de todos.

Tu dinamismo de cada día dánoslo hoy –y siempre-porque lo necesitamos en el cumplimiento de nuestro deber docente y ciudadano, como tú lo cumpliste hasta el fin de tus días.

Perdónanos el haber olvidado la deuda permanente que tenemos contigo; el haber permitido que se mencione tu nombre en vano; el haber aceptado que unos corrompan tu ideario pedagógico con falsas promesas reformistas, y que otros deshagan algunos de tus sueños ya hechos realidad.

No nos dejes caer, Oh, Maestro Méndez Pereira, en la tentación del trabajo fácil, del éxito espurio, del servilismo abyecto, del escepticismo estéril, de la indeferencia cómplice y del quietismo cobarde.

Líbranos, Oh, Maestro Méndez Pereira, de los oportunistas, de los politiqueros, de la pedagomanía que tanto combatiste; de los serviles que pululan por tu Universidad; de los burócratas que agotan los estipendios que tú destinaste para la educación de tus compatriotas; de los mediocracia académica que carcome tus ideales educativo; de los apáticos, de los abúlicos, de los seudo-revolucionarios que debilitan nuestros sentimientos de nacionalidad con falsas promesas redentoras; de los reaccionarios, de los sempiternos “cazadores de brujas” De todas esas lacras, líbranos, Oh Maestro Méndez Pereira. Y ora, allá en las regiones etéreas en que te hallas, por nosotros, para que seamos cada día mejores, más tolerantes, menos suspicaces, más justos y más humanos, y seamos dignos de pronunciar tu nombre! Danos tu fuerza, insúflanos tu alma fuerte para que no desfallezcamos en el intento de concretar tu sueño! Y para que cada año, cuando vengamos nuevamente a visitarte, podamos decirte con henchido orgullo que tu sueño ya es una realidad”.

1 comentario:

  1. No conocí mucho sobre el Dr. Méndez Pereira ni estudio en la ciudad de la luz, pero debo decir que me conmovió mucho la oración...no todos los días uno encuentra a alguien en su país que piensa en como puede hacer algo por personas que ni siquiera sabe que van a nacer...

    ResponderEliminar